También denominados, colores corporativos, pues muchas veces obedecen a la necesidad de igualar la imagen creada por una empresa.

Son aquellos que se hacen a medida para un proyecto concreto. Para ello necesitamos referencia física del color a igualar, así como el tipo de madera sobre la que se aplicará el color.

Una vez se define y codifica un color no standard o corporativo, tiene la misma garantía de repetición que cualquier otro tinte de la gama.

El plazo de entrega y el coste se marcará una vez estudiemos el material aportado por el cliente.